27 noviembre 2009

Relación de la variación genética del receptor de oxitocina con la empatía y el estrés.

Variación genética asociada con la empatía individual y los niveles de estrés.
Science Daily. 17 de noviembre de 2009
Traducido por: Lolimar Oropeza (Estudiante de Idiomas Modernos - IUTAV)
     Un grupo de investigadores ha descubierto una variación genética que podría influir en nivel de empatía de una persona y en la forma como esa persona reacciona ante el estrés. En un primer estudio, una variación en el receptor de la hormona/neurotransmisora llamada oxitocina fue vinculada a la capacidad que tienen las personas de deducir el estado mental de otros. Curiosamente esta misma variación genética también está relacionada con la reacción ante el estrés. Estos resultados podrían tener un impacto significativo al sumarse al conjunto de conocimientos sobre la importancia de la oxitocina y su relación con enfermedades como el autismo y los niveles nocivos de estrés.    

     Sarina Rodrigues, una profesora asistente de psicología en la Universidad Estatal de Oregón y Laura Saslow, una estudiante graduada en la Universidad de California, Berkeley, publicaron sus hallazgos sobre este tema en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)”. Rodrigues afirmó que esta hormona ha sido vinculada significativamente con la afiliación social y con la reducción de los niveles de estrés. La oxitocina es un péptido segregado por la glándula pituitaria y controlada por el hipotálamo en el cerebro, también conocida por su papel en la reproducción (es importante para el trabajo de parto y para la lactancia materna), además de ser asociada con el reconocimiento social, la unión de parejas, la disminución de las respuestas emocionales negativas, la verdad y el amor. La profesora Rodrigues quien ha conducido estudios sobre el estrés en los seres humanos, realizó un estudio en 200 estudiantes universitarios de diversas razas y géneros, los participantes respondieron algunos cuestionarios y formaron parte de algunas sesiones de laboratorio.
     Las personas poseen una de las tres combinaciones de esta variación genética natural del receptor de la oxitocina, todas heredan una copia de este gen de parte de cada progenitor, por lo tanto, las tres posibles combinaciones etiquetadas son: alelos AA, AG y GG. El grupo genes de los AA y AG no fueron estadísticamente diferentes, así que fueron agrupados y comparados en cada estudio con el grupo de los GG.
     Rodrigues señaló que en cada ensayo se realizó una prueba estándar de reacción ante el estrés, la cual incluía ruidos escuchados directamente desde auriculares después de un conteo reflejado en una pantalla. La frecuencia cardiaca fue monitoreada a través de sensores a lo largo de cada sesión de laboratorio. En resumen se encontró que por lo general, las mujeres fueron más susceptibles a las pruebas de estrés, pero que ambos (tanto mujeres y hombres) pertenecientes al grupo del alelo GG mostraron un bajo incremento en la frecuencia cardiaca durante cada actividad en comparación con la frecuencia medida al principio de cada sesión de laboratorio.
     Uno de los estudios utilizados para medir la empatía incluyó la prueba “Lectura de la mente en los ojos (LMO)”, creada por Simon Baron Cohen (primo del actor y comediante Sacha Baron Cohen). Rodrigues declaró que esta prueba es usada comúnmente para distinguir la forma como los individuos pueden colocarse en el lugar de otras personas y sentir empatía, debido a que se mide qué tan bien puede el participante inferir el estado emocional de alguien a través de sus ojos. De acuerdo a lo señalado por la profesora Rodrigues, las mujeres llevan mejor a cabo esta prueba que los hombres, pero, se encontró una marcada diferencia en ambos sexos basada en la variación genética. Aquellas personas pertenecientes al grupo GG tuvieron 22.7% menos probabilidad de cometer errores al realizar la prueba “Lectura de la mente en los ojos (LMO)”
     Según la profesora, “la investigación anterior demostró que las personas con autismo reflejan menor puntuación en la medición de la empatía disposicional y conductual,  pero que, un aerosol nasal con oxitocina incrementó la puntuación en estas áreas. Nuestro estudio le otorga crédito a la afirmación de que esta variación genética de oxitocina influye en el proceso emocional y otras conductas orientadas”. Sin embargo,  advirtió que no se debe sacar conclusiones de los resultados del estudio, debido a que las características de este grupo no deberían ser trasladadas a cada individuo, porque hay muchas personas pertenecientes al grupo AA o AG quienes son empáticos y compasivos.
     “Yo misma realicé la prueba y a pesar de que no soy del grupo GG, me gustaría pensar que soy una persona compasiva y empática. Estos descubrimientos pueden ayudarnos a entender que algunos de nosotros nacimos con una tendencia a ser más empáticos y más sensibles al estrés que otros, además, deberíamos establecer contacto con aquellos que están naturalmente separados de las personas debido a la conectividad social y a los beneficios de pertenencia de cada uno.
     Natala Garcia, Oliver P. John y Dacher Keltner, junto a la Universidad de California en Berkeley contribuyeron con esta investigación la cual fue financiada por el Instituto Metanexus y el Greater Good Science, los estudios se llevaron a cabo en el laboratorio de Dacher Keltner.

No hay comentarios.: