23 agosto 2017

La depresión de la tarde explicada por el "centro de recompensa"

El centro de recompensas del cerebro tiende a estar más activo en la mañana y en la noche, según muestra una nueva investigación. Esto podría explicar el bajón de energía que la gente tiende a sentir a inicios de la tarde. Los hallazgos pueden tener implicaciones para el trastorno bipolar, depresión y trastornos del sueño.

Un equipo de investigación del Centro de Salud Mental de Swinburne en la Universidad de Tecnología de Swinburne (SUT) en Melbourne, Australia, ha encontrado un vínculo entre un área cerebral que procesa las recompensas y la caída en los niveles de energía de la tarde,  tan familiares para muchos de nosotros.

El primer autor del estudio es Jamie Byrne, Ph.D. Candidata en SUT, quien dirigió el estudio como parte de su investigación bajo la supervisión del autor del estudio correspondiente, Greg Murray, profesor del Departamento de Psicología del SUT.

Los hallazgos fueron publicados en el Journal of Neuroscience el 21 de agosto de 2017 con el título Time of day differences in neural reward functioning in healthy young men.

Byrne y sus colegas partieron de la hipótesis de que los circuitos de recompensa del cerebro -o los caminos neurales que están activos cuando procesamos cualquier tipo de recompensa por nuestro trabajo, ya sea un postre delicioso, un bono financiero o una palabra de alabanza- variarán durante el dia.

Además, los investigadores plantearon la hipótesis de que los tiempos de estas variaciones podrían predecirse con exactitud. La suposición subyacente es que el reloj corporal del cerebro regula estas vías de recompensa.

El reloj corporal del cerebro es un diminuto grupo de células en un área llamada núcleo supraquiasmático. Este "centro de control" es responsable de regular nuestros ritmos circadianos, es decir, nuestro comportamiento diurno / nocturno y otros procesos mentales y físicos que están alineados con un ciclo de 24 horas.

El área de procesamiento de recompensas que los investigadores examinaron es el putamen, que es una gran parte del prosencéfalo. La investigación en monos ha demostrado que los circuitos y áreas de recompensa del cerebro son altamente activos cuando los mamíferos reciben una recompensa inesperada y están en su nivel más bajo cuando no reciben la recompensa que esperan.

El estudio sugiere que las caídas de la tarde pueden ocurrir en una hora específica cada día porque el putamen del cerebro está esperando una recompensa alrededor de esa hora pero no lo consigue. El centro de recompensa del cerebro estaría menos activo a las 2 p.m.

Byrne y sus colegas reclutaron a 16 varones jóvenes y saludables para participar en su estudio. Se pidió a los participantes que participaran en una tarea de juego a las 10:00 a.m., 2 p.m. y 7 p.m. Al final de cada una de las tareas, los participantes recibieron una recompensa financiera. A lo largo de los tres experimentos, el equipo midió la actividad cerebral de los participantes utilizando la resonancia magnética funcional, que es una técnica estándar no invasiva que permite a los investigadores monitorear y correlacionar la actividad neural fluctuante del cerebro.

Byrne explica: "Encontramos que las activaciones en el putamen izquierdo, el centro de recompensas ubicado en la base del prosencéfalo, fueron consistentemente más bajas en las mediciones de las 2 p.m., comparadas con las del inicio y el final del día".


Contraste BOLD de Recompensa > Línea base con las medidas "Hora del día". (Izq) Activación significativa (p <.001) del putamen izquierdo para un efecto de Hora del Día. (Der) La activación del putamen izquierdo disminuyó significativamente a las 14.00h, en comparación con 10.00h o 19.00h. Tomado del Journal of Neuroscience 21 August 2017, 0918-17
"Los datos sugieren que los centros de recompensa del cerebro podrían estar preparados para esperar recompensas a primeras horas de la tarde y estar "sorprendidos"cuando aparezcan al comienzo y al final del día. El cerebro espera "recompensas" en algunas horas del día más que en otros, porque está adaptada por el reloj del cuerpo", sostiene Jamie Byrne.

Escribiendo sobre la importancia del estudio, los autores dicen: "Este es uno de los primeros estudios en emplear un procedimiento de imágenes de medidas repetidas para explorar el ritmo diurno de la activación de la recompensa". Metodológicamente, dicen, esto eleva los estándares para la investigación neurocientífica futura, ya que el momento del día en que ocurre el escaneo cerebral parece influir en los resultados y, por lo tanto, debe tenerse en cuenta.

Los resultados pueden tener implicaciones para una variedad de condiciones neuropsiquiátricas en las que los síntomas se alternan durante el día. Tales trastornos van desde trastornos del sueño hasta problemas de abuso de sustancias, trastorno bipolar y depresión.

Traducido de MedicalNewsToday http://www.medicalnewstoday.com/articles/319092.php?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

Artículo original:
Jamie E. M. Byrne, Matthew E. Hughes, Susan L. Rossell, Sheri L. Johnson and Greg Murray. Time of day differences in neural reward functioning in healthy young men. Journal of Neuroscience 21 August 2017, 0918-17

No hay comentarios.: