29 junio 2016

Neuromodulación de los prejuicios grupales y las creencias religiosas

Una nueva investigación ha revelado por primera vez que tanto la creencia en Dios como el prejuicio hacia los inmigrantes pueden ser reducidos al enviar energía magnética al cerebro. El Dr. Keise Izuma de la University of York, colaboró ​​con un equipo de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA), en la realización de un experimento innovador en el que usaron Estimulación Magnética Transcraneal -que desactiva de forma segura regiones específicas del cerebro- para evaluar sus efectos sobre las concepciones ideológicas de los sujetos evaluados. Los investigadores dirigieron la estimulación magnética hacia la corteza frontal medial posterior (CFMP) del cerebro, una región cercana a la superficie y a unos pocos centímetros de la frente, asociada con la detección de problemas y con el desencadenamiento de las respuestas para lidiar con ellos. Esta región juega un papel clave en la detección de las discrepancias entre una condición dada y otra, deseada, y ajusta el comportamiento para resolver el conflicto.
En el estudio, la mitad de los participantes recibieron un procedimiento de bajo nivel "farsa" que no afectó sus cerebros, y la otra mitad recibió suficiente energía para reducir la actividad en el área mencionada. Luego, a todos los participantes se les pidió primero que pensaran en la muerte, y luego se les hicieron preguntas sobre sus creencias religiosas y sus sentimientos hacia los inmigrantes. Los resultados, publicados en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience, revelan que las personas a los que se les desactivó temporalmente la región cerebral citada informaron un 32,8% menos de creencia en Dios, los ángeles, o el cielo. También mostraron sentimientos 28,5% más positivos hacia un inmigrante que criticó su país.
El Dr. Izuma, del Departamento de Psicología de la Universidad York, dijo: "La gente a menudo recurren a la ideología cuando se enfrenta a problemas. Queríamos averiguar si una región del cerebro que está relacionada con la solución de problemas concretos, como decidir cómo mover el cuerpo para superar un obstáculo, también está involucrada en la solución de problemas abstractos abordados por la ideología ". Este interés en las bases cerebrales de la ideología llevó al equipo a centrarse en la religión y el nacionalismo. El Dr. Izuma añadió: "Decidimos recordarle a la gente sobre la muerte, porque una investigación anterior había demostrado que las personas recurren a la religión para reconfortarse frente la muerte. Como era de esperar, encontramos que cuando experimentalmente pudimos desactivar la corteza posterior frontal medial, las personas fueron menos propensas a recurrir a ideas religiosas reconfortantes, a pesar de haber sido recordados de la muerte".
Los investigadores pidieron a los participantes que respondieran los aspectos emocionales negativos y positivos de la religión y del nacionalismo. En concreto, que calificaran sus creencias en el diablo, los demonios, y el Infierno, además de Dios, los ángeles, y el cielo. Todos los participantes fueron preseleccionados para asegurarse de que tenían convicciones religiosas antes de comenzar el experimento. Con respecto a la ideología nacionalista, los participantes leyeron dos ensayos ostensiblemente escritos por inmigrantes recién llegados. Un ensayo era extremadamente cortés hacia los Estados Unidos, y el otro ensayo era extremadamente crítico. Los investigadores descubrieron que la estimulación magnética tuvo el mayor efecto sobre las reacciones al autor crítico. "Creemos que cuando escuchamos críticas a los valores de nuestro grupo social, especialmente a partir de una persona a la que se le percibe como extraño, se procesa como una especie de amenaza ideológica ", dijo el Dr. Izuma. "Una manera de responder a estas amenazas es 'dupliclar' los valores del grupo, aumentando su creencia en ellos, y reaccionar más negativamente a la crítica", continuó. "Cuando desactivamos la región del cerebro que normalmente ayuda a detectar y responder a las amenazas, vimos una reacción menos negativa, y sujetos ideológicamente menos prejuiciados hacia el autor crítico y sus opiniones." El Dr. Colin Holbrook, de la UCLA y autor principal del artículo, ha añadido: "Estos resultados son muy sorprendentes, y están en consonancia con la idea de que los mecanismos cerebrales que evolucionaron para las funciones relativamente básicas derespuesta a la amenaza son reutilizados para producir también reacciones ideológicas. Sin embargo, se necesita más investigación para entender exactamente cómo y por qué las creencias religiosas y las actitudes etnocéntricas se redujeron en este experimento ". Los científicos dicen que ya sea que estemos tratando de trepar por un árbol caído que encontramos en nuestro camino, o que encontremos consuelo en la religión, o resolvamos problemas relacionados con la inmigración, nuestros cerebros están utilizando la misma maquinaria mental básica.

Referencia:
Neuromodulation of Group Prejudice and Religious Belief. Social Cognitive and Affective Neuroscience Advance Access published September 4, 2015. Colin Holbrook, Keise Izuma2, Choi Deblieck, Daniel M. T. Fessler, and Marco Iacoboni


No hay comentarios.: