30 mayo 2016

Desentrañando los misterios del sueño: una breve historia de hallazgos importantes

James Anderson, 12 de agosto de 2015
Traducido por Rubén Carvajal
Hemos sabido durante algún tiempo que los ojos se mueven durante una fase de sueño, 
al igual que cuando estamos despiertos y mirando una escena visual. Esa fase del sueño 
se llama sueño REM. 
Una investigación reciente, publicada en la revista Nature Communications, muestra que 
la actividad cerebral durante la fase de sueño en que soñamos es notablemente similar a 
la actividad cerebral 
cuando estamos despiertos y procesamos nuevas imágenes visuales, lo que sugiere que 
el cerebro "ve" los sueños. A pesar de que los investigadores ya han sospechado que este 
podía ser el caso, es la primera vez que los investigadores han sido capaces de registrar 
la actividad cerebral desde el interior del cerebro.
dream history
Antonio de Pereda - El sueño del caballero
Una breve historia sobre los investigación de los sueños 
Los sueños y su propósito han sido uno de los misterios perdurables del dormir. Los 
primeros teóricos de los sueños, como Sigmund Freud, argumentaron que la función 
de los sueños era preservar el acto de dormir mediante la expresión de deseos o deseos 
insatisfechos en el estado inconsciente. Más recientemente, los investigadores han 
estudiado la función y los procesos del dormir y los sueños mediante la medición de 
las señales fisiológicas que caracterizan a este estado de conciencia. Hace poco más 
de 60 años, un investigador del sueño, el estadounidense Eugene Aserinsky, tropezó 
con los movimientos oculares rápidos durante el sueño casi por accidente, durante 
una grabación de estudio del sueño durante la noche, de su hijo de ocho años de edad. 
Su artículo de 1953 informaba de movimientos oculares "rápidos, espasmódicos y 
binocularmente simétricos" durante los períodos de sueño. Estos movimientos oculares 
también se asociaron con un aumento de la actividad cerebral, descontando así la idea 
de que el sueño es un fenómeno completamente pasivo. Durante el sueño REM, nuestros 
cerebros están activos y se comportan de manera similar a la vigilia o al sueño ligero. 
Sin embargo, la actividad muscular se suprime por lo que no podemos ejecutar 
físicamente nuestros sueños. En un artículo pionero en 1957, los investigadores 
estadounidenses William Dement y Nathaniel Kleitman examinaron la relación entre 
los movimientos oculares y el contenido del sueño. Despertaban a los participantes 
durante el sueño REM y les pedía que describieran sus sueños. Luego, los investigadores 
observaron cómo su descripción del sueño se relacionaba con el tipo de movimientos 
oculares que estaban experimentando en ese momento (vertical, horizontal, o una mezcla 
de ambos). Los participantes que se despertaron después de una serie de movimientos 
verticales reportaron "estar subiendo por una escalera", o "de pie en la parte inferior del 
acantilado operarando un polipasto y mirando a unos escaladores", mientras que un 
participante que se despertó después de los movimientos oculares horizontales informaba  
haber soñado con "dos personas tirandose tomates unos a otros". Por el contrario, los que 
tenían los movimientos oculares mixtos tendían a estar viendo personas cercanas a ellos 
sin descripción de la distancia o la visión vertical. Desde este estudio, la evidencia de una 
asociación entre los REM y el contenido del sueño no ha sido del todo consistente. Las 
personas que han estado ciegas de nacimiento, por ejemplo, tienen actividad REM, 
pero no el contenido del sueño visualSin embargo, en apoyo de la constatación de 
Dement, un estudio reciente en pacientes con trastorno de conducta del sueño REM 
(donde las personas actúan durante sus sueños debido a la falta de parálisis muscular), 
encontró una fuerte asociación entre la extremidad orientada hacia un objetivo y la acción 
de la cabeza y la dirección de la mirada del ojo durante el sueño REM al dormir. En la 
vida cotidiana, cuando vemos las cosas, nuestros ojos y el cerebro se comportan de 
formas características para recopilar y procesar la información en nuestro campo visual 
y darle sentido. Pero la función de los movimientos del ojo durante el sueño al dormir 
son relativamente desconocidos. Un artículo de Nature Communication ofrece algunas 
ideas al respecto. Por lo general, la actividad cerebral se mide de forma no invasiva en 
el cuero cabelludo. Pero los investigadores, de la Universidad de Tel Aviv, registraron 
la actividad del cerebro, desde dentro del cerebro, en pacientes con epilepsia. 
pacientes cuya epilepsia no podía ser controlada con medicamentos se les colocó 
electrodos quirúrgicamente en el cerebro como una forma clínico para mapear 
su actividad epiléptica, y evaluar la idoneidad de ser tratados con cirugía. Estos 
electrodos se implantaron en el lóbulo temporal medial - una región que está asociada 
con la conciencia visual. Los investigadores compararon la actividad cerebral de estos 
pacientes a través de tres parámetros: la actividad cerebral del sueño REM, los 
movimientos oculares de vigilia en la oscuridad (sin procesamiento visual) y la mirada 
fija de procesamiento de vigilia visual (sin movimientos oculares). Ellos querían probar 
si el comportamiento del cerebro durante el sueño estaba más estrechamente relacionado 
con el movimiento físico, o el procesamiento de la información visual. Los resultados 
mostraron que durante los movimientos rápidos de los ojos durante el sueño, la actividad 
cerebral estaba más estrechamente relacionada con el procesamiento visual durante la 
vigilia (sin movimiento) que con los movimientos físicos de los ojos en la oscuridad, 
donde no tiene lugar el procesamiento visual. Estos resultados sugieren que los movimientos 
rápidos de los ojos que se producen en el sueño están relacionados con el procesamiento 
visual en lugar de sólo con la activación física o movimiento. Así, los participantes en 
realidad podrían haber estado buscando una imagen del sueño, en vez de que estos 
movimientos de los ojos simplemente reflejasen la descarga motora en el cerebro. 
Aunque queda mucho por conocer, este procesamiento detallado de nuestras imágenes 
del sueño sugiere que los movimientos rápidos de los ojos pueden modular la realidad 
de nuestra actividad cerebral durante el sueño. Sabemos que se necesita el sueño para el 
descanso y el rejuvenecimiento, pero es probable que tenga otras funciones importantes. 
En línea con la primera de las teorías acerca de por qué soñamos, ¿estamos procesando 
contenido que se han  evitado conscientemente o inconscientemente durante la vigilia, 
pero de alguna manera son "necesidades" que se tratarán al menos durante el sueño para 
mantener nuestro bienestar  psicológico? ¿Son los movimientos de los ojos sencillamente 
un resultado colateral del procesamiento visual de las imágenes que soñamos? ¿Existe 
una base psicológica por la que necesitamos procesar estas imágenes durante el sueño, 
o estas ofrecen mejores resultados psicológicos de una manera similar a como dormir 
ayuda al  funcionamiento físico?
Estas y muchas preguntas impulsan la investigación en curso sobre por qué dormimos, 
cuáles son sus beneficios. 
Autor Melinda Jackson es Investigador Senior en la Escuela de Ciencias de la Salud 
de la Universidad RMIT.
Autor Rachel Schembri es investigador post-doctoral de la Facultad de Ciencias de la Salud 
de la Universidad RMIT.
Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation.

No hay comentarios.: