22 diciembre 2015

Beneficios científicos del yoga y al meditación

Por: Elena Casacuberta
Lo que tienen en común técnicas milenarias como el yoga, la meditación, la repetición de mantras o la oración es que inducen a un estado de relajación corporal a partir de centrar la mente en el aquí y el ahora. Mediante la concentración con la respiración o la repetición de una frase sencilla se consigue con un poco de práctica dejar de lado los pensamientos que nos bombardean el cerebro de manera constante (recordar, planificar, pensar …) y se induce un estado de relajación corporal que se denomina de manera fisiológica Respuesta de Relajación (RR) (1,2,3). Hasta ahora existían estudios que demostraban los beneficios del yoga tanto en síndromes psicológicos como la depresión o la ansiedad como en síndromes físicos como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión (4,5,6). Estos estudios demostraban cambios a nivel fisiológico producidos por la respuesta RR que mejoraban sustancialmente los efectos nocivos de la respuesta contraria, la respuesta fisiológica inducida por el estrés (1,2,3). 
El estudio publicado este mes de Mayo en la revista científica PLoS ONE (7), y llevado a cabo en los hospitales, Massachusetts General Hospital y Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston, Massachusetts, da una posible explicación a nivel aún más profundo de los cambios a nivel molecular que explicarían los efectos fisiológicos inducidos por la RR. Este estudio se llevó a cabo sobre un grupo de personas que no habían tenido contacto previo con técnicas meditativas, y se les analizó la expresión de ciertos genes * mediante una muestra de sangre antes y después de una sesión de relajación de tipo meditativo. El estudio demuestra cambios al alza en la expresión de genes relacionados con el metabolismo (genes mitocondriales * y secreción de insulina), y genes relacionados con el envejecimiento (la protección contra el estrés oxidativo * y genes necesarios para el mantenimiento de la longitud de los telómeros *). Asimismo, el estudio demuestra una clara tendencia a la baja de aquellos genes directamente relacionados con la respuesta fisiológica al estrés (nada de procesos inflamatorios). Es especialmente interesante, que al analizar el valor de la expresión de los mismos genes en un grupo de practicantes habituales de técnicas meditativas, se encuentran las mismas tendencias al alza o a la baja pero mucho más acentuadas y constantes (7). Así pues los practicantes  habituales de estas prácticas no están sólo mejorando su calidad de vida diaria sino que están protegiendo su cuerpo de los efectos nocivos del estrés de una manera continuada.
El estrés es una respuesta fisiológica necesaria para poder reaccionar ante un peligro repentino, o de una situación que pide un cierto estado de alerta, ya sea conducir en un día de atasco, estudiar para un examen o dar una clase o una conferencia de la mejor manera posible. El problema es que el ritmo de vida frenético de la sociedad actual hace que la demanda de estado de alerta sea constante y supera nuestra capacidad de reacción. Cuando este estado de alerta se prolonga en el tiempo, la respuesta fisiológica de estrés continuado trae consecuencias fisiológicas y psicológicas nocivas; procesos inflamatorios que afectan a diferentes órganos, exceso de oxidación metabólico, subida de la presión arterial, así como el angustia, la ira o el insomnio entre otros (1,2,3).
Iniciarse en la meditación no es pan comido y el primer día que te sientas a meditar te parece imposible que algún día consigas pararte allí, entre un pensamiento y otro, no obstante con un poco de constancia se avanza en la práctica de relajar el cuerpo y la mente. Este estudio demuestra que conseguir unos 10-20 minutos de relajación diaria es suficiente para poner en marcha unos mecanismos moleculares que nos protegen de los efectos nocivos del estrés. Dado que es difícil echar el estrés de manera completa en nuestro día a día, quizás vale la pena intentar practicar alguna de estas técnicas. A pesar de no podremos notar sus efectos moleculares, seguro que conseguiremos poner un poco más de paz en nuestros días de una manera poco complicada y que necesita de muy poco para poder practicar.
Glosario
Molecular: A nivel de molécula, en este caso quiere decir a nivel de la molécula de ADN (ácido desoxirribonucleico) que es aquella que almacena la información génica en unidades funcionales discretas llamadas genes. Gen: Un gen es una secuencia lineal de ADN que es esencial para una función específica, ya sea en el desarrollo del organismo o en el mantenimiento de una función fisiológica normal.
Mitocondrial: Que proviene del mitocondrias, orgánulos celulares que generan la mayor parte de los suministros de trifosfato de adenosina (ATP) que necesita la célula como fuente de energía química.
Estrés oxidativo: El estrés oxidativo es un fenómeno causado por un desequilibrio entre la producción de oxígeno reactivo y la capacidad de un sistema biológico de detoxificar rápidamente los reactivos intermedios o reparar los daños producidos.
Telómero: Estructura que se encuentra al final de los cromosomas lineales y que es necesaria para la correcta división de la célula. Su longitud está relacionada con el envejecimiento celular.
Bibliografía
1. Benson H, Beary JF, Carol MP (1974) The relaxation response. Psychiatry 37: 37–46.
2. Benson H (1975) The Relaxation Response: HarperCollins.
3. Dusek JA, Benson H (2009) Mind-body medicine: a model of the comparative clinical impact of the acute stress and relaxation responses. Minnesota medicine 92: 47–50.
4. Dusek JA, Hibberd PL, Buczynski B, Chang BH, Dusek KC, et al. (2008) Stress management versus lifestyle modification on systolic hypertension and medication elimination: a randomized trial. Journal of alternative and complementary medicine 14: 129–138.
5. Nakao M, Fricchione G, Myers P, Zuttermeister PC, Baim M, et al. (2001) Anxiety is a good indicator for somatic symptom reduction through behavioral medicine intervention in a mind/body medicine clinic. Psychotherapy and psychosomatics 70: 50–57.
6. Benson H, Frankel FH, Apfel R, Daniels MD, Schniewind HE, et al. (1978) Treatment of anxiety: a comparison of the usefulness of self-hypnosis and a meditational relaxation technique. An overview. Psychotherapy and psychoso- matics 30: 229–242.
7. Bhasin MK, Dusek JA, Chang B-H, Joseph MG, Denninger JW, et al. (2013) Relaxation Response Induces Temporal Transcriptome Changes in Energy Metabolism, Insulin Secretion and Inflammatory Pathways. PLoS ONE 8(5): e62817. doi:10.1371/journal.pone.0062817
Elena Casacuberta es científica y practicante de Yoga en Mandiram.

17 diciembre 2015

Evidencia de una red neuronal del espíritu navideño en el cerebro: estudio por resonancia magnética funcional

Un nuevo estudio utiliza resonancia magnética para entender por qué, neurológicamente hablando, algunas personas poseen tanto espíritu navideño, mientras que otras parecen carecerlo por completo. En la edición de Navidad de la revista BMJ, un nuevo estudio informa que las personas que disfrutan de la Navidad tienen una actividad sensiblemente diferente en ciertas áreas del cerebro. Por otro lado, el silencio en esta "red de Navidad" puede estar asociado con un Scrooginess decidido, que puede o no ser tratable. "La localización exacta del espíritu de la Navidad es un primer paso fundamental para poder ayudar a este grupo de pacientes", escriben los autores en su estudio, un subproducto imprevisto de un estudio serio sobre las migrañas y el cerebro. 
El equipo estudió a 10 personas autoproclamados celebrantes de la Navidad, y 10 que no celebran ese día de fiesta. Los participantes miraron imágenes de cuadros relacionados con la Navidad, e imágenes de objetos de uso cotidiano, y escanearon sus cerebros usando resonancia magnética. Ellos observaron varias diferencias entre los dos grupos. 

Las personas que celebraban la Navidad tuvieron una mayor activación en los lóbulos parietales, la corteza premotora y la corteza somatosensorial. Los lóbulos parietales se sabe que están relacionados con la auto-trascendencia, que es una gran parte de la espiritualidad. La corteza premotora también se activa cuando estamos compartiendo una experiencia emocional mediante la duplicación de los movimientos corporales de otras personas. 



Y la corteza somatosensorial se piensa que se activa cuando las personas perciben la información socialmente relevante en los rostros de las personas con las que están interactuando. Los autores sugieren que esta investigación también puede ser relevante para las personas con otras "alteraciones estacionales", relacionados con otras fiestas importantes. Aunque el equipo admite que es un poco peligroso tratar de reducir gradualmente la magia de la Navidad solo a la actividad neuronal  "Aunque alegre e intrigante, estos resultados deben ser interpretados con cautela" -ellos añadió que detenerse en las limitaciones del estudio "realmente humedecido por el ambiente festivo. Por lo tanto, en el mejor interés de los lectores, por supuesto, decidimos no arruinar el buen ánimo de Navidad para todo el mundo al permitir que esta influencia nuestra interpretación del estudio ". 

Traducido de la revista Forbes

Referencia del artículo original publicado en BMJ

17 noviembre 2015

De cómo el cerebro controla el hambre y la ingesta: el rol del núcleo accumbens

comer pic

Circuitos neuronales que alimentan el hipotálamo lateral, por Matthew Soleiman


A primera vista, comer es una conducta diaria que luce bastante sencilla. Sin embargo, los neurocientíficos siguen consiguiendo indagando en las complejidades de cómo el cerebro controla el acto de comer - complejidades que pueden explicar cómo comer puede ir mal, como en los trastornos alimenticios.
El interés histórico y actual en la alimentación ha girado en torno al hipotálamo lateral (LHA), un núcleo que alberga poblaciones genéticamente diversas de neuronas, y que está conectado a un impresionante número de otras regiones cerebrales. Pero gracias a la tecnología genética actual, el trabajo reciente ha comenzado a analizar la circuitería exacta del LHA que regula la alimentación en roedores.
Hace un par de años, el laboratorio de Garret Stuber (UNC-Chapel Hill) reveló que el aporte de la amígdala extendida a las neuronas excitatorias del LHA controla la alimentación, mientras que a principios de este año, los laboratorios Stuber y Tye del MIT identificaron a las neuronas GABA como jugadores adicionales.
Ahora, los nuevos hallazgos del laboratorio de Christian Lüscher (Universidad de Ginebra) publicados en Neuron desenmascaran otra entrada al LHA, importante para la alimentación en ratones: las neuronas inhibitorias del núcleo accumbens (NAc, concretamente en su corteza) que expresan el receptor de dopamina D1 (D1R) .
"Este trabajo es uno de los primeros en vincular, de manera mecánica, el núcleo accumbens con otros centros relacionados con la alimentación clásicos, como el hipotálamo lateral", dijo Stuber.
Conseguir el permiso para comer
Desde que estudios anteriores encontraron que el NAc regula la alimentación a través del LHA, los autores buscaron responder qué circuitos y mecanismos están involucrados. "Sabemos que estas regiones cerebrales contienen poblaciones de células heterogéneas, por lo que queríamos conseguir las bases celulares de estas observaciones, aprovechando la caja de herramientas de la neurociencia moderna", escribió el autor principal Eoin O'Connor en un correo electrónico, una caja de herramientas que incluye los ratones genéticamente modificados, la optogenética, y electrofisiología.
Para ello, los autores empezaron trazando y caracterizar molecularmente las proyecciones del NAc al LHA. Utilizando ratones modificados genéticamente con neuronas marcadas con fluorescencia que expresan el receptor de dopamina D1R o D2R, los autores encontraron que la mayoría de las neuronas del NAc que envían proyecciones al LHA expresaron el receptor D1R, pero no el D2R. Esto fue confirmado por una combinación de técnicas de optogenética y electrofisiología, mediante la cual la activación con luz azul de las terminales sinápticas de las neuronas D1R evocó corrientes inhibitorias en las neuronas postsináptica del LHA .
Para explorar la función de este conjunto de circuitos, los autores utilizaron de nuevo la optogenética con electrofisiología, pero en ratones que comían libremente una dieta líquida grasa agradable al paladar. En concreto, registraron las respuestas de neuronas que expresan los receptores D1 o D2 mediante su activación con luz azul. Curiosamente, sólo las neuronas D1R cayeron de forma fiable en silencio durante la alimentación, activándose rápidamente cuando la alimentación se detuvo. Tal pareciera que su falta de acción inhibitoria sobre el LHA había permitido la alimentación. En consonancia con esta idea, la inhibición optogenética de los cuerpos celulares de estas neuronas incrementó la alimentación en ratones bien alimentados.
¿Bajo qué condiciones se permitiría la alimentación? Preguntado ligeramente diferente, ¿cuando se activarían estas neuronas para no permitir la alimentación? Los autores probaron una idea propuesta anteriormente de que las neuronas del NAc utilizan la información sensorial para ajustar un comportamiento en curso, mediante una tarea donde le presentaron una luz y sonido inesperados para distraer el ratón e interrumpir su alimentación. En apoyo de la hipótesis, la inhibición de D1R, pero no de las neuronas D2R, ayudó a los ratones a ignorar la distracción y mantener la alimentación. Por lo tanto, las neuronas D1R parecen alertar a un animal a lo que está pasando en el medio ambiente durante la alimentación - si no hay nada de que preocuparse, la alimentación continúa.
A continuación, los autores imitaron cómo los distractores ambientales podrían activar este circuito mediante la activación optogenética de las proyecciones de las neuronas D1R al LHA, encontrando que, efectivamente, las neuronas podían interrumpir de ingesta de la dieta líquida de un lamida a la siguiente. "Nos quedamos impresionados al ver la rapidez con la que se hace cargo la proyección de la cubierta del NAC al LHA", escribió Lüscher. "Al medirlos lamiendo, tuvimos una lectura temporal precisa de la ingesta de alimentos que no es tan fácil con los alimentos sólidos. Dado que los ratones lamen entre unos 8-10 Hz, esto equivale a detener las acciones consumatorios en aproximadamente 100 ms, "añadió O'Connor.
Objetivos intermedios
Estudios recientes han encontrado que la activación o inhibición de las neuronas GABA del LHA pueden aumentar o disminuir la alimentación, respectivamente. Por lo tanto, los autores se preguntaron si las proyecciones D1R al LHA serían capaces de interrumpir la alimentación mediante la inhibición de las neuronas GABA. Una vez más usaron ratones modificados genéticamente, y encontraron evidencia de esto: observaron corrientes inhibitorias específicamente en las neuronas GABA del LHA en respuesta a la activación con luz de las proyecciones NAc. El uso de herramientas genéticas adicionales confirmó que las proyecciones eran de hecho de las neuronas D1R. La evidencia final vino de la inhibición optogenética directa de las neuronas GABA del LHA, lo que al instante detuvo la ingesta de alimentos, al igual que lo que se vio con la activación de las proyecciones inhibitorias D1R .
Pero las neuronas GABA del LHA no son todas iguales. El laboratorio de Stuber previamente encontró que algunas neuronas GABA están activas cuando los animales están trabajando para la alimentación, mientras que otras están activas cuando los animales se alimentan. Por el momento, Stuber supone que es probable que las aportaciones de las neuronas D1R sea de ambas clases funcionales. Sin embargo, "hay un montón de cosas que aún no se conocen con respecto a esta vía y cómo encaja con circuitos del LHA", comentó. "El LHA es una pìeza muy gran parte de tejido. Todavía realmente no sabemos si niveles particulares del LHA están realizando diferentes funciones, o si hay diferentes proyecciones apuntando a diferentes segmentos de la misma", agregó.
Una función más general?
Aunque este circuito ha demostrado estar involucrado en la alimentación, los autores sugieren la idea de que puede estar involucrado de manera más amplia en el comportamiento, sobre todo porque el NAc está implicado en la motivación general. Stuber está de acuerdo, diciendo que los estudios futuros deben monitorear las proyecciones de las neuronas del NAc o del LHA aguas abajo a través de diferentes tareas de comportamiento, no sólo durante la alimentación.
En última instancia, los autores sostienen que el circuito "permite el cambio rápido entre diferentes estados de comportamiento en respuesta a las cambiantes condiciones externas." Mientras que sus hallazgos muestran que este circuito es necesario para mediar en los cambios ambientales que interrumpen el proceso de alimentación, las bien conocidas proyecciones de la corteza prefrontal al NACcsugieren que los circuitos NAc - LHA también puede retransmitir estados internos . "La corteza prefrontal podría proporcionar un control de arriba hacia abajo, por ejemplo, para permitir la elección", dijo O'Connor. "La motivación sin duda también requiere entradas corticales", añadió Lüscher. Por otra parte, la entrada de arriba hacia abajo podía pasar completamente por alto al NAc. "Hay algunas proyecciones corticales directos al LHA, independientemente del NAc," dijo Stuber.
El próximo paso
Como siguiente paso en la comprensión de este circuito, el laboratorio de Lüscher planea establecer modelos de los trastornos alimentarios. "Nos gustaría saber si hay evidencia de adaptaciones sinápticas en estos circuitos que podrían explicar los síntomas de trastornos de la alimentación. Por ejemplo, si las proyecciones desde la cubierta del NAc al LHA se fortalecen, podría dar lugar a la inhibición excesiva de la iniciación de la alimentación, lo que puede contribuir a la anorexia ", escribió Lüscher.
References
Apergis-Schoute, J, Iordanidou, P, Faure, C, Jego, S, Schone, C, Aitta-Aho, T, Adamantidis, A, Burdakov, D (2015) Optogenetic evidence for inhibitory signaling from orexin to MCH neurons via local microcircuits.J Neurosci. 35:5435-5441. doi: 10.1523/JNEUROSCI.5269-14.2015
Barone, FC, Wayner, MJ, Scharoun, SL, Guevara-Aguilar, R, Aguilar-Baturoni, HU (1981) Afferent connections to the lateral hypothalamus: a horseradish peroxidase study in the rat. Brain Res Bull. 7:75-88. doi: 10.1016/0361-9230(81)90101-5
Berk, ML, Finkelstein, JA (1982) Efferent connections of the lateral hypothalamic area of the rat: autoradiographic investigation. Brain Res Bull. 8:511-526. doi: 10.1016/0361-9230(82)90009-0
Bossert, JM, Stern, AL, Theberge, FR, Marchant, NJ, Wang, HL, Morales, M, Shaham, Y (2012) Role of projections from ventral medial prefrontal cortex to nucleus accumbens shell in context-induced reinstatement of heroin seeking. J Neurosci. 32:4982-91. doi: 10.1523/JNEUROSCI.0005-12.2012
Jennings, JH, Rizzi, G, Stamatakis, AM, Ung, RL, Stuber, GD (2013) The inhibitory circuit architecture of the lateral hypothalamus orchestrates feeding. Science. 341:1517-1521. doi: 0.1126/science.1241812
Jennings, JH, Ung, RL, Resendez, SL, Stamatakis, AM, Taylor, JG, Huang, J, Veleta, K, Kantak, PA, Aita, M, Shilling-Scrivo, K, Ramakrishnan, C, Deisseroth, K, Otte, S, Stuber, GD (2015) Visualizing hypothalamic network dynamics for appetitive and consummatory behaviors. Cell. 160:516-527. doi: 10.1016/j.cell.2014.12.026
Lee, AT, Vogt, D, Rubenstein, JL, Sohal, VS (2014) A class of GABAergic neurons in the prefrontal cortex sends long-range projections to the nucleus accumbens and elicits acute avoidance behavior. J Neurosci. 34:11519-11525. doi: 10.1523/JNEUROSCI.1157-14.2014
Maldonado-Irizarry, CS, Swanson, CJ, Kelley, AE (1995) Glutamate receptors in the nucleus accumbens shell control feeding behavior via the lateral hypothalamus. J Neurosci. 15:6779-6788.
Nieh, EH, Matthews, GA, Allsop, SA, Presbrey, KN, Leppla, CA, Wichmann, R, Neve, R, Wildes, CP, Tye, KM (2015) Decoding neural circuits that control compulsive sucrose seeking. Cell. 160:528-541. doi: 10.1016/j.cell.2015.01.003
O’Connor, EC, Kremer, Y, Lefort, S, Harada, M, Pascoli, V, Rohner, C, Lüscher, C (2015) Accumbal D1R neurons projecting to the lateral hypothalamus authorize feeding. Neuron. 88:553-564. doi: 10.1016/j.neuron.2015.09.038

Any views expressed are those of the author, and do not necessarily reflect those of PLOS.
Matthew Soleiman is a neuroscientist-turned-science writer currently residing in Nashville, Tennessee. Follow him on Twitter @MatthewSoleiman.
Traducido por Rubén Carvajal de http://blogs.plos.org/neuro/2015/11/16/neural-circuitry-feeding-into-the-lateral-hypothalamus-by-matthew-soleiman/

12 noviembre 2015

Mecanismos moleculares responsables de la falta de emociones en los esquizofrénicos

La esquizofrenia, desde el punto de vista clínico, se asocia a síntomas positivos (experiencias anormales) como alucinaciones, delirios o paranoia; síntomas negativos (ausencia de conductas normales) como aislamiento social, incapacidad para el afecto o apatía, y síntomas cognitivos como alteraciones en la atención, memoria y funciones ejecutivas.
Los estadíos agudos de la enfermedad pueden tratarse con éxito mediante la aplicación de psicofármacos. Sin embargo, las fases deficitarias a nivel cognitivo y emocional no responden a dicho tratamiento.  Estos déficits son el resultado de una disfunción del sistema de la dopamina, pero, los mecanismos implicados que originan esta disfunción no estaban nada claros.
Un equipo multidisciplinar de investigadores de Alemania y Estados Unidos en cooperación con la Universidad de Goethe, han publicado en la revista Proceedings of The National Academy of Sciences of United States of America (PNAS) cuáles son estos mecanismos neurológicos. Para ello emplearon ratones transgénicos a los que le indujeron una gran expresión de dopamina lo que provocó la aparición de síntomas similares a los que padecen las personas que sufren esquizofrenia. Y observaron que existía una población de neuronas dopaminérgicas del cerebro medio (parte del cerebro crucial para el procesamiento emocional y cognitivo) que presentaba importantes alteraciones en los patrones de actividad y frecuencia. Identificando así, el mecanismo molecular que explicaba las disfunciones de esta patología.
En los últimos años, el estudio de la esquizofrenia está tomando un rumbo diferente. Este cambio es debido a que una alteración, en lo que se podría denominar “cerebro social”, podría ser la que explicase, en buena medida, el deterioro en el comportamiento social que se produce en enfermos de esquizofrenia. Una característica que junto con la imposibilidad de expresar emociones, repercuten, directamente, en el comportamiento general de los pacientes y, en consecuencia, sobre su calidad de vida. De hecho, son recogidos como criterios de diagnóstico para el trastorno de espectro de la esquizofrenia.
Todo esto es considerado, tal y como afirman los responsables de la investigación, como una razón de peso suficiente para establecer el estudio de la esquizofrenia una investigación prioritaria. Así, se podría mejorar la comprensión de la neurobiología de los déficits cognitivo y motivacional y ponerles solución.
En estudios anteriores, algunos de los investigadores que participaron en este estudio, diseñaron ratones transgénicos en los que indujeron la sobreexpresión de la dopamina logrando, de esta manera, reproducir el déficit en la cognición y en la motivación, dos de los signos característicos, como hemos comentado anteriormente, observados en pacientes que sufren de esquizofrenia.
En estos ratones, los científicos detectaron deterioro en la memoria de trabajo (región cerebral de almacenamiento y manipulación de información) con los correspondientes cambios neuroquímicos, lo que generó efectos en la corteza prefrontal.
Esta corteza es la parte del cerebro donde se ubica la capacidad para establecer distinciones entre pensamientos conflictivos, realizar juicios acerca del bien y del mal, predecir las consecuencias futuras de actividades actuales, trabajar conforme a metas determinadas de antemano, realizar predicciones de resultados, creación de expectativas, y control social.
Eleanor H. Simpson, en cooperación con un gran equipo multidisciplinar, ha logrado determinar cuáles son estas alteraciones neurofisiológicas. Este equipo ha demostrado que esas neuronas dopaminérgicas, responsables del procesamiento emocional y cognitivo, mostraban patrones y frecuencias de actividad eléctrica alteradas. Algo que no les ocurría a las neuronas adyacentes involucradas en el control motor. Esto hace que los pacientes con esquizofrenia, ante un estímulo, presenten menor actividad en el cerebro que los individuos sanos, por lo que la respuesta a este estímulo es menor.

¿Por qué nos atraen las personalidades patológicas?


Una investigación reciente halla que las personas heterosexuales con personalidades patológicas tienen más éxito en encontrar pareja

hombre y una mujer en café


Los resultados muestran que las personas con algunos tipos de personalidad patológicos, como los considerados neurótica e impulsivo, tenían más compañeros e incluso más hijos que la media.

Crédito: © iStock
¿Es usted una buena persona, bien contorneado, sin embargo, parece que no puede congeniar con el sexo opuesto? Tal vez usted necesita abrazar su lado oscuro, según un nuevo estudio que muestra que las personas con ciertos rasgos de personalidad patológicos extremos les va bien en el juego del amor.
En el estudio, los investigadores se centraron en casi 1.000 hombres y mujeres heterosexuales con una variedad de rasgos de personalidad patológicos con trastornos cuya severidad iba desde ninguna a diagnosticable. Los participantes fueron referidos al estudio por médicos generales u otros profesionales médicos, dice Fernando Gutiérrez en el Hospital Clínic de Barcelona, ​​quien dirigió la investigación. Gutiérrez y su equipo preguntaron acerca de los números de parejas y de niños que los participantes habían tenido a lo largo de sus vidas, junto con el nivel de empleo, ingresos y otros factores sociodemográficos utilizando una combinación de encuestas con auto-informes y entrevistas.
Sus resultados muestran que las personas con algunos tipos de personalidad patológica, como las consideradas neuróticas e impulsivas, tenían más compañeros e incluso más niños de lo normal, lo que sugiere que estos rasgos no estarían siendo eliminadas por selección natural y de hecho puede conferir una ventaja evolutiva.
Las conclusiones de los hallazgos, publicados en línea en Evolution & Human Behavior, son especulativos debido a los límites del estudio. Por ejemplo, Corinna E. Löckenhoff, un psicólogo del desarrollo humano en la Universidad de Cornell, quien no participó en el estudio, apunta a la posibilidad de que puede haber algunos sesgos en los auto-informes de los participantes. "Los encuestados podían haber inflado el número de parejas en un esfuerzo para representarse a sí mismos como más deseables. Esto puede ser especialmente cierto para las personas que por sus características de personalidad sean propensos a la falta de honradez, y para los hombres ya que las normas culturales tienden a ver la promiscuidad como más favorable en los hombres que en las mujeres", dice ella. Además, es importante "que quede claro que no hay ningún tipo de personalidad ideal y que la variación en los rasgos de personalidad refleja un fenómeno común en la evolución de una amplia gama de fenotipos anatómicos, fisiológicos y conductuales", añade Alfonso Troisi, un psiquiatra investigador en la Universidad de Roma Tor Vergata, que tampoco participó en el estudio.
Los resultados del estudio muestran que los hombres y mujeres que fueron patológicamente imprudente e impetuosos atrajeron a más parejas a corto plazo que los participantes con personalidades promedio. Y los varones obsesivo-compulsivos (pero no las hembras) tuvieron éxito en asegurar compañeros de larga duración, un resultado fuertemente asociado con los altos ingresos de este grupo (los obsesivo-compulsivos ganaron casi dos veces más que los participantes del estudio menos obsesivos), dice Gutiérrez.
Los resultados del estudio también revelaron que las mujeres neuróticas eran más propensos a estar en relaciones duraderasLas participantes femeninas más neuróticos tenían 34 por ciento más de compañeros a largo plazo y 73 por ciento más hijos que la media a pesar de exhibir un rasgo típicamente asociado con la inestabilidad, ansiedad e inseguridad, explica.
Según Gutiérrez sus resultados proporcionan la primera evidencia sólida de que algunos trastornos de la personalidad, en lugar de las enfermedades, podrían ser estrategias evolutivas seleccionadas sexualmente. "Estas estrategias se supone que son ancestrales", dice. "Algunos de ellos, como la impulsividad, la audacia, son probablemente anteriores a la humanidad misma."
Pero ¿por qué iba alguien a casarse y tener hijos con personas cuyos comportamientos están fuera de la norma?
Gutiérrez dice que le preguntó una vez a un paciente por qué se casó con una mujer neurótica. El hombre respondió: "Me gusta por que es muy mujer, una respuesta que puede revelar una relación entre las diferencias de género y los estereotipos, dice Löckenhoff. "La literatura sobre las diferencias de género sugiere que, en promedio, las mujeres son ligeramente más altas en neuroticismo que los hombres. Por lo tanto, algunos hombres podrían interpretar los altos niveles de emocionalidad negativa en su pareja como un signo de la feminidad", dice ella. Sin embargo, dice, hace falta más investigación para examinar esta posibilidad.
En cuanto a los impulsivos y arriesgados -que mostraron tener muchas parejas de corto plazo- Gutiérrez especula que un número de personas se sienten atraídos por esos tipos porque los consideran cautivadores. "Además de que son egoístas, rompen las reglas, son imprudentes y rebeldes, también son valientes, temerarios, independientes y autosuficientes, y viven vidas frenéticas", dice. "Eso cautiva a muchas personas. Esta conveniencia también podría tener una base evolutiva", dice Gutiérrez, ya que este comportamiento podría funcionar como un indicador de aptitud, "... una señal de que el sujeto tiene tan buena calidad y condición genética como para vivir peligrosamente sin sufrir daños", añade.
En cuanto a las personalidades obsesivas, es fácil encontrar razones para la atracción hacia ellas, dice Gutiérrez. "Desde un punto de vista darwiniano, el dinero significa supervivencia, seguridad y recursos para los niños. También son serios, confiables y prudentes", añade.
Gutiérrez reconoce que este aspecto no fue explorado, por lo que sigue siendo posible que algunos de los participantes tengan parejas con personalidades similares. Pero, ¿cómo podría esto ayudar a aquellos con personalidades inadaptadas a conseguir pareja? Löckenhoff dice que pueden ser buenos para pescar en un charco de parejas potenciales que muestren rasgos similares menos extremos. Sus futuros cónyuges pueden no darse cuenta de la magnitud del problema hasta que ya están comprometidos con la relación", dice ella.
Si tal apareamiento no aleatorio está ocurriendo de hecho, Gutiérrez dice que sus hallazgos actuales serían aún más inquietante. "Si ambos padres son portadores del rasgo patológico, simplemente se transmite a la descendencia con más fuerza", añade.
Otros factores también pueden estar en juego. Por ejemplo, los estilos de vida itinerante de personas impulsivas podrían ponerlos en contacto con un mayor número de socios potenciales, dice Löckenhoff , mientras que las mujeres que puntúan alto en neuroticismo pueden recurrir a las relaciones en busca de apoyo. "Las mujeres neuróticas pueden estar más motivados para buscar relaciones estables con el fin de obtener el apoyo emocional y la estabilidad financiera", dice ella.
En general, Gutiérrez sostiene que sus hallazgos apoyan la visión menos generalizada de que los principios de la evolución se aplican igualmente a personalidades patológicas. "Algunos rasgos extremos no son tan desventajosos, ya que parecen permitir la adaptación social o el bienestar, incluso en sujetos con serias alteraciones", dice. De hecho, Gutiérrez cree que a medida que algunos rasgos aumentan en severidad, se vuelven más ventajosa para atraer a más compañeros e incluso producir más descendencia. "Esto permitiría caracterizar a estos rasgos como atajos riesgosos a la aptitud, debido a las vueltas y revueltas hechas por los genes con el fin de perpetuarse", dice.
Pero un punto importante a tener en cuenta es que "Dentro de una población dada, existe un grado normal de variación genética que puede o no puede hacer que una persona más adaptada al medio ambiente o, más importante aún, a los cambios en el medio ambiente", dice Troisi .
Esta variación también puede aplicarse a los rasgos de la personalidad. Al igual que las variaciones genéticas ayudan a las especies a prosperan en un entorno cambiante, nuestras diferentes personalidades pueden ayudarnos a sobrevivir en nuestro mundo. "Por lo tanto, ser diferente no significa necesariamente ser imperfecto. No se apresure para etiquetar anormal cualquier rasgo o comportamiento que es estadísticamente desviados! ", añade.
Aunque provocadores, estos resultados deben tomarse con una salvedad, Löckenhoff advierte. "Los resultados son limitados, ya que se han extraído de los pacientes en una sola clínica, se basan en auto-informes de relaciones en lugar de criterios objetivos y no hablan de las motivaciones o personalidades de los socios de la relación de los encuestados," dice ella.
A pesar de las incertidumbres, a usted le podría ir mejor con esa persona especial si usted permite que el objeto de sus afectos pueda ver un poco de su lado extremo.

Traducido de Scientific American http://www.scientificamerican.com/article/why-we-are-attracted-to-deviant-personalities/

Artículo fuente: 
Volume 34, Issue 1, January 2013, Pages 41–48

Original Article

Fitness costs and benefits of personality disorder traits

Cómo su personalidad influencia por quién usted vota




Un nuevo estudio muestra cómo las primeras impresiones y la personalidad juegan un papel en las decisiones de voto
Un nuevo estudio muestra cómo las primeras impresiones y la personalidad juegan un papel en las decisiones de voto
Cuando la gente visita las urnas, por lo general les gusta pensar que están votando por alguien que va a hacer el mejor trabajo para ellos, después de que cuidadosamente ha sopesado todos los argumentos y propuestas que se han presentado.
Pero una investigación realizada en la Universidad de Viena examinó cómo la similitud de personalidades entre los votantes y los políticos afectan la votación, así como la forma como las primeras impresiones juegan un papel importante en las decisiones de voto. (Koppensteiner & Stephan, 2014)
Los investigadores utilizaron una breve versión del modelo de personalidad de los cinco grandes, que considera las dimensiones de la personalidad, tales como:
  • extraversión
  • agradabilidad
  • escrupulosidad
  • neuroticismo o estabilidad emocional
  • franqueza
Después de calificar su propia personalidad y la visualización de videos de los políticos se les pidió que calificaran la personalidad de los políticos y les pidió seleccionar:
"Yo votaría por el candidato"
o
"Yo no votaría por el candidato"
Después de analizar los resultados del estudio se encontró que los participantes consideraron muy importantes la agradabilidad, apertura y estabilidad emocional, mientras que consideraron de menor importancia la extraversión y el esmero cuando se trata de decisiones de voto.
El estudio encontró que los participantes que perciben que tenían un nivel similar de la estabilidad emocional al de los políticos tienden a votar por los políticos:
análisis detallados mostraron que los participantes tendían a votar por "alguien como yo", cuando se percibe que el candidato tenga estabilidad emocional similar. También hubo efectos de similitud para amabilidad y apertura, pero estos fueron menos claros
El estudio concluyó que:
Las personas se abstienen de votar por un candidato que califican como bajo en los rasgos de personalidad que favorecen a los candidatos políticos
A diferencia de estudios previos, considerando el efecto de similitud en las decisiones de voto, este estudio se basa en las señales de apariencia y las primeras impresiones que pueden ser más relevantes para nuevos políticos en lugar de los políticos establecidos ya conocidos.
Si bien este estudio se expande en la investigación actual y nos lleva a cuestionar por qué tomamos las decisiones de voto que hacemos, también advierte que la generalización de los resultados puede ser limitada debido a los métodos utilizados.
El artículo se puede descargar gratis como pdf en http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0092656614000476
Referencia: 
 2014 Aug;51(100):62-68.

Voting for a personality: Do first impressions and self-evaluations affect voting decisions?

Abstract

Participants were asked to assess their own personality (i.e. Big Five scales), the personality of politicians shown in brief silent video clips, and the probability that they would vote for these politicians. Response surface analyses (RSA) revealed noteworthy effects of self-ratings and observer-ratings of openness, agreeableness, and emotional stability on voting probability. Furthermore, the participants perceived themselves as being more open, more agreeable, more emotionally stable, and more extraverted than the average politician. The study supports previous findings that first impressionsaffect decision making on important issues. Results also indicate that when only nonverbal information is available people prefer political candidates they perceive as having personality traits they value in themselves.