30 agosto 2014

Al paciente H.M. no le quitaron todo el hipocampo

El caso del paciente H.M. vuelve a sacudir la neurociencia
·         
·         Una operación le dejó sin hipocampo y su caso ayudó a comprender el papel de este núcleo en la memoria.
·        El análisis post mortem de su cerebro arroja una sorpresa: a H.M. no le quitaron todo el hipocampo.  

El cerebro de H.M. dentro un bloque de gelatina  -Foto: Jacopo Annese

El cerebro que ves sobre estas líneas es historia de la neurociencia. Durante más de 50 años su dueño vivió recluido y era visitado regularmente por decenas de investigadores, para quienes se convirtió en una referencia. Henry Molaison, conocido durante años solo como el paciente H.M., fue intervenido por un neurocirujano en 1953, cuando tenía 27 años, para terminar con sus ataques de epilepsia. En la operación, el médico le extirpó una pequeña parte del cerebro en la que iba incluido su hipocampo. Y las consecuencias de la operación le dejaron marcado de por vida.
Aunque Henry superó la epilepsia, las secuelas de la operación le convirtieron en una especie de prisionero del presente, alguien incapaz de generar nuevos recuerdos, atrapado en una pesadilla de asombros recurrentes por cosas que ya le habían sucedido. Los médicos que le visitaban se sorprendían cuando, al salir un momento y volver a entrar en la habitación, Henry hablaba con ellos como si acabara de conocerlos.Su caso fue objeto de estudio durante años y sirvió para determinar el importante papel del hipocampo en la fijación de la memoria y en la creación de nuevos recuerdos.
En 2009, un año después de la muerte de Molaison, el doctor Jacopo Annese, de la Universidad de California, comenzó el análisis exhaustivo del cerebro de H.M. en su laboratorio. En una operación que transmitió en directo por internet, Annese dividió el cerebro de H.M. en 2.401 láminasde un espesor microscópico y compartió la información con el resto del mundo a través de la red. 
Los primeros análisis con neuroimagen indicaban que efectivamente el cerebro carecía del hipocampo y de parte de la amígdala, lo que cuadraba con los resultados de las pruebas y sus dificultades de memoria. Pero cuatro años después, los resultados apuntan a una pequeña sorpresa: a H.M. no le faltaba todo el hipocampo.
Imagen de la disección realizada para el estudio  -Foto: Jacopo Annese
El análisis detallado de Jacopo Annese y su equipo, publicado esta semana en Nature Communications, muestra que una porción importante del hipocampo posterior, que se pensaba que había sido extirpada en la operación, siguió intacta durante años. "Durante muchas décadas", asegura Annese, "se pensaba que el área dañada principalmente responsable de la amnesia de H.M. era el hipocampo. Estos nuevos hallazgos, sin embargo, muestran que una parte sustancial del hipocampo pudo ser preservada durante la operación". Lo más destacado, señala el científico, es que la corteza entorrinal, la conexión clave de toda la información que llega a este núcleo, estaba destruida casi al completo. "Esto sugiere que la corteza entorrinal pudo ser más importante en los déficits de memoria de H.M. de lo que se pensaba", indica. De hecho, añade, "esta área es la misma que sufre el mayor impacto durante las etapas tempranas del alzhéimer".
 ¿Invalida esto las cientos de pruebas que se hicieron a H.M. y las conclusiones que se sacaron? Afortunadamente, las conclusiones sobre el papel del hipocampo han sido confirmadas en otros muchos casos y su funcionamiento ha sido muy estudiado. Lo que sí apunta es a algo muy importante para la neurociencia: la necesidad de mejorar la resolución de los sistemas de neuroimagen, que están siendo puestos en cuestión por diversos frentes. "Estos resultados son un recordatorio importante", aseguran los autores del estudio, "de que incluso en esta era de las tecnologías avanzadas de neuroimagen, no existe todavía un sustituto para el examen meticuloso y el análisis post mortem del tejido cerebral real". Y un recordatorio de que los errores en ciencia existen, con la ventaja de que siempre es susceptible de rectificar y mejorar. 

No hay comentarios.: