28 agosto 2013

Primera interfaz entre dos cerebros humanos: Control a distancia del dedo de un colega 
27 de agosto 2013 - Investigadores de University of Washington han realizado lo que ellos creen que es la primera interfaz no invasiva entre dos cerebros humanos, con un investigador capaz de enviar una señal desde su cerebro, a través de Internet, para controlar los movimientos de la mano de un compañero investigador.
Uso de las grabaciones eléctricas del cerebro y una forma de estimulación magnética, Rajesh Rao envía una señal de cerebro a Andrea Stocco en el otro lado del campus de la Universidad de Washington, causando que el dedo de Stocco pueda moverse sobre un teclado.

Ya investigadores de la Universidad Duke habían demostrado la comunicación cerebro a cerebro entre dos ratas, y los investigadores de Harvard la habían demostrado entre un humano y una rata, Rao y Stocco creen que esta es la primera demostración de la interfaz cerebro humano a humano.
"Internet era una manera de conectar las computadoras, y ahora puede ser una manera de conectar el cerebro", dijo Stocco. "Queremos aprovechar el conocimiento del cerebro y transmitirlo directamente de un cerebro a otro."
Los investigadores capturaron la demostración completa de vídeo grabado en ambos laboratorios. La versión disponible al final de esta historia ha sido editado en la longitud

14 agosto 2013

Explican por qué la gente ve una luz al morir

Electrocardiograma
Los científicos creen que en el momento en que se para el corazón puede haber más actividad cerebral.
Una luz blanca al final de un túnel o la "película" de toda una vida en un instante no son, parece, la puerta de entrada al más allá.
Las intensas sensaciones descritas por personas que estuvieron a punto de morir y sobrevivieron –conocidas como "experiencias cercanas a la muerte"– podrían estar causadas por un aumento repentino de la actividad eléctrica en el cerebro.
Ese es el hallazgo de un estudio realizado con ratas agonizantes que observó un aumento de las ondas electromagnéticas en el momento de la muerte.
Los investigadores a cargo de esta investigación creen que este mismo fenómeno puede producir un estado de conciencia intensificado en los seres humanos.
"Mucha gente ha pensado que el cerebro después de la muerte clínica está inactivo o hipoactivo, con menos actividad que en estado de vigilia, y nosotros mostramos que definitivamente este no es el caso", explica Jimo Borjin, autora del informe de la Universidad de Michigan publicado en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS).
"Es mucho más activa durante el proceso de la muerte que en estado de vigilia."

27 julio 2013

Cómo armar un cerebro

 Lunes, 24 de junio de 2013
Imagen de un cerebro
Los científicos esperan conocer mejor el funcionamiento del cerebro.
"Soy un neuroingeniero y uno de mis objetivos es construir cerebros".
El profesor Steven Potter se presentó con una sencillez encantadora.
Si se pueden reprogramar células del corazón o de la piel, ¿por qué no las neuronas?No es que la ingeniería de tejidos sea inusual. Ni siquiera que sea un problema hacerlo con células neuronales.
Pero "construir cerebros" había sido mi manera aventurada de etiquetar una intrigante, sin duda desconcertante, rama de la ciencia: la neurofisiología de los cultivos incorpóreos de células cerebrales y no esperaba que un científico serio utilizara esa expresión.
Aún así, Steven Potter, profesor del departamento de ingeniería biomédica en el Instituto de Tecnología de Georgia en Estados Unidos (Georgia Tech), insiste en que palabras como "cerebro" y "mente" forman parte de su trabajo.
"Una de las cosas en las que me distingo de muchos de los neurocientíficos es que creo que hay un espectro de mentes. No hay un punto en el que de repente la mente esté ahí".
"Creo que hay una cantidad de mentes diferentes en distintos animales. E incluso en uno mismo, si ha tomado o no su café, si está dormido o despierto".

Implantan recuerdos falsos en ratones

Melissa Hogenboom
 Sábado, 27 de julio de 2013
Ratón
El experimento alteró la mente de un ratón.
Un equipo de científicos del Centro de Genética de Circuitos Neurales RIKEN-MIT, en Estados Unidos, logó implantar recuerdos falsos en ratones.
Armados con estos recuerdos falsos, los ratones comenzaron a asociar un ambiente benigno con experiencias desagradables anteriores vinculadas a otros ambientes.
Los expertos implantaron fibras ópticas en el cerebro de ratones genéticamente modificados para poder enviarle impulsos de luz. Conocida bajo el nombre de optogenética, esta técnica le permite a cada neurona responder al estímulo de la luz.
Según los científicos, esta investigación podría ayudarnos a entender en el futuro cómo los seres humanos recordamos a veces cosas que no han ocurrido.

12 abril 2013

¿Por qué la música produce efectos gratificantes en el cerebro?


11 de abril 2013 - Tomado de ScieceDaily - Un nuevo estudio revela lo que pasa en nuestro cerebro cuando nos decidimos a comprar una pieza de música, cuando la escuchamos por primera vez. El estudio, realizado en el Instituto Neurológico de Montreal y el Hospital La Neuro, de la Universidad McGill y publicado en la revista Science el 12 de abril, señala la actividad específica del cerebro que hace gratificante la nueva música y predice la decisión de comprar música. Los participantes en el estudio escucharon 60 fragmentos musicales nunca antes imaginadas mientras se sometieron a resonancia magnética funcional (fMRI) de exploración, proporcionandoles ofertas de cuánto estarían dispuestos a gastar en cada elemento en una subasta. "Cuando la gente escucha una pieza musical que nunca han oído antes, la actividad en una región del cerebro puede predecir de forma fiable y consistente si les gustará o lo compra, es el núcleo accumbens, que está involucrado en la formación de expectativas que pueden ser gratificantes" dice el investigador principal, el Dr. Valorie Salimpoor, quien condujo la investigación en el laboratorio del Dr. Robert Zatorre en The Neuro y ahora está en el Instituto de Ciencias de la Salud Baycrest 'Rotman Research. "Lo que hace a la música tan emocionalmente poderosa es la creación de expectativas. La actividad en el núcleo accumbens es un indicador de si las expectativas se cumplieron o se superaron, y en nuestro estudio hemos encontrado que a mayor actividad en esta área del cerebro mientras la gente está escuchando música, más es el dinero que están dispuestos a gastar por ella".
Un nuevo estudio revela lo que pasa en nuestro cerebro
cuando nos decidimos a comprar una pieza de música,
cuando la escuchamos por primera vez
El segundo hallazgo importante es que el núcleo accumbens no trabaja solo, sino que interactúa con la corteza auditiva, un área del cerebro que almacena información acerca de los sonidos y la música a los que han sido expuestos. Cuanto más gratificante es la pieza que se dio, tanto mayor es la información cruzada entre estas regiones. Interacciones similares se observaron también entre el núcleo accumbens y otras áreas del cerebro, que participan en la secuenciación de alto nivel, el reconocimiento de patrones complejos y áreas involucradas en la asignación de valor emocional y la recompensa a los estímulos.
En otras palabras, el cerebro asigna valor a la música a través de la interacción de los circuitos de recompensa dopaminérgicos, que participan en el refuerzo de conductas que son absolutamente necesarias para nuestra supervivencia, como la comida y el sexo, con algunas de las regiones más evolucionadas del cerebro, implicadas en avanzado procesos cognitivos que son exclusivas de los seres humanos.

15 marzo 2013

Una sonda microscópica registra la actividad neuronal y libera al mismo tiempo fármacos en el cerebro

Quimica.es 15.03.2013: Un equipo multidisciplinar de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Centro de Investigaciones Tecnológicas Ikerlan y el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón de la Universidad de Zaragoza, ha desarrollado una sonda microscópica capaz de registrar la actividad neuronal y aplicar al mismo tiempo fármacos en el cerebro. El nuevo dispositivo, flexible y biocompatible, está fabricado sobre un polímero, lo que permite interactuar a escalas microscópicas nunca antes alcanzadas.El desarrollo, descrito en Lab on a Chip, supone un avance en la intervención farmacológica, genética o eléctrica para estudiar la actividad neuronal, ya que mejora los circuitos y dispositivos en miniatura fabricados sobre sustratos de silicio, más rígidos y con efectos secundarios. El dispositivo ha sido probado experimentalmente in vivo en ratas.“En muchos casos, la detección de la epilepsia, el Parkinson y el Alzheimer sólo puede realizarse a través de electrodos implantados de forma semicrónica en el cerebro de los pacientes. Las tecnologías empleadas para ello deben ser, por ello, lo menos invasivas posible y garantizar una respuesta biocompatible, así como la integridad de los circuitos neuronales adyacentes al implante”, explica la investigadora del CSIC en el Instituto Cajal Liset Menéndez de la Prida, coordinadora científica del proyecto.El nuevo dispositivo está fabricado sobre el polímero SU-8 y es capaz de integrar el registro microscópico de la actividad neuronal con canales fluídicos para la aplicación de los fármacos. “Su diseño contrasta con la rigidez de los implantes de silicio, que aún tienen efectos secundarios, lo que ha limitado la expansión definitiva de esta técnica para el desarrollo de interfaces cerebro-máquina”, asegura Rosa Villa, investigadora del CSIC en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona.


Publicación original:
Ane Altuna, Elisa Bellistri, Elena Cid, Paloma Aivar, Beatriz Gal, Javier Berganzo, Gemma Gabriel, Anton Guimerà, Rosa Villa, Luis J. Fernández y Liset Menéndez de la Prida. "SU-8 based microprobes for simultaneous neural depth recording and drug delivery in the brain." Lab on a chip.