24 junio 2012

La emoción invertida en el cerebro de los zurdos.


ScienceDaily (2 de mayo de 2012) - La forma en que usamos nuestras manos puede determinar cómo se organizan las emociones en el cerebro, según un reciente estudio publicado en PLoS ONE por los psicólogos Geoffrey Brookshire y Daniel Casasanto del The New School for Social Research en Nueva York .La motivación, el impulso de acercarse o retirarse de estímulos físicos y sociales, es un bloque de construcción básico de la emoción humana. Durante décadas, los científicos han creído que la motivación a acercarse se procesa principalmente en el hemisferio izquierdo del cerebro, y la motivación a retirarse en el hemisferio derecho.






El estudio de Brookshire y Casasanto desafía esta idea, mostrando que el patrón de la actividad cerebral encontrado en decenas de estudios en diestros, se invierte completamente en los zurdos. El estudio se realizó con electroencefalografía (EEG). Al empezar, se comparó la actividad en reposo de los hemisferios derecho e izquiero de los participantes. Después de haber medido sus ondas cerebrales, los participantes completaron una encuesta para medir su nivel de motivación a acercase a estímulos, un aspecto central de nuestra personalidad. En los diestros, la motivación a acercarse se asocia con una mayor actividad en el hemisferio izquierdo que en el derecho, en consonancia con estudios anteriores. Los zurdos mostraron el patrón opuesto: la motivación a acercarse se asoció con una mayor actividad en el hemisferio derecho que en el izquierdo.




Un nuevo vínculo entre la acción motora y la emoción.
La mayoría de las funciones cognitivas son independientes de la mano dominante. El lenguaje, por ejemplo, se genera principalmente en el hemisferio izquierdo de la mayoría de los zurdos y los derechos.  Sin embargo, los resultados relacionados con la motivación no fueron del todo inesperados. Los autores "habían anticipado  esta inversión hemisférica, porque se observa que las personas tienden a utilizar las manos para llevar a cabo diferentes tareas de aproximación así como las relacionadas con las acciones de evasións". Las acciones de acercamiento se realizan a menudo con la mano dominante, y las acciones de evitación con la mano no dominante."La motivación a acercarse se procesa en el hemisferio que controla la mano derecha en los diestros, y por el hemisferio que controla la mano izquierda en los zurdos", dice Casasanto. "No creo que esto sea una coincidencia ya que los circuitos nerviosos de la motivación puede tener una relación funcional con los circuitos que controlan las acciones de la mano. La emoción puede haber sido construida sobre los circuitos neuronales de la acción, en términos de tiempo evolutivo o de desarrollo."
Los autores advierten que estos datos muestran una correlación entre la motivación emocional y el control motor, y que se necesitan más estudios para establecer una relación causal.

Implicaciones para el tratamiento de la depresión y los trastornos de ansiedadPara tratar la depresión y los trastornos de ansiedad, se puede utilizar estimulación cerebral para aumentar la actividad neuronal del hemisferio izquierdo del paciente, que siempre se creyó que era el hemisferio de acercamiento". "
Tomando en cuenta lo que mostramos aquí", dice Brookshire, "ese tratamiento, que ayuda a los diestros, puede ser perjudicial para los zurdos - ya que hace exactamente lo contrario de lo que necesitan. "El descubrimiento de que la motivación a acercarse se invierte con el uso de las manos puede llevar a terapias neurales más eficaces para los zurdos", de acuerdo con Brookshire.



Referencia:
  1. Geoffrey Brookshire, Daniel Casasanto. Motivation and Motor Control: Hemispheric Specialization for Approach Motivation Reverses with Handedness. PLoS ONE, 2012; 7 (4): e36036 DOI: 10.1371/journal.pone.0036036


No hay comentarios.: