27 noviembre 2009

Marcapasos cerebral podría servir para tratar la depresión y el síndrome obsesivo compulsivo

El envío de descargas eléctricas en el cerebro a través de un "marcapasos cerebral" ya ha dado lugar a avances espectaculares, como el rescate de un hombre que se encontraba en estado vegetativo durante seis años, sin embargo una nueva investigación podría permitir que esta técnica pueda ser usada como un tratamiento común para trastornos como la depresión y el Síndrome Obsesivo Compulsivo (SOC). 
Investigadores de la Cleveland Clinic, Massachusetts General, Escuela Médica de Harvard y Brown Medical School implantaron marcapasos cerebrales (Medtronics) en 17 personas que sufrían de depresión y les hicieron un seguimiento durante un año, y encontraron mejorías significativas en sus estados de ánimo, así como el funcionamiento social y ocupacional, mientras que 26 pacientes con SOC fueron seguidos por tres años y también mostraron "una marcada mejoría." Los resultados se presentaron en la American Association of Neurological Surgeons en Chicago, y los ensayos clínicos se programaron desde 2008. 

No hay comentarios.: